martes, 7 de diciembre de 2010

El espectáculo debe continuar

Samuel Koch tiene 23 años, es guapo y estudiante de arte dramático. Todo un deportista. "Es el hijo que cualquier madre desearía tener", dice la presentadora, tomándolo por un brazo y mostrándolo a las cámaras. Samuel es, en efecto, el héroe perfecto, el producto idóneo para vender a un sábado por la noche a la millonaria audiencia de uno de los programas de televisión más vistos de Alemania: Wetten dass...?. No es la primera vez que aparece en este blog. Esta ocasión, sin embargo, es tristemente diferente.

Seguir leyendo el Berlunes.com.

2 comentarios:

Gonzalo dijo...

Hola Andreu,

¿Cómo va la vida? Hace tiempo que no sé de ti. Me ha gustado mucho el artículo sobre el tal Samuel. Me ha puesto los pelos de punta. Por cierto, la publicación esa de Berlunes está muy bien. Qué guapo que haya iniciativas así. Pero, volviendo al tema, qué pánico da ese programa televisivo, es muchísimo más asqueroso que los de aquí, que ya es decir. Me cuesta creer que en Alemania emitan esas cosas.
Nos vemos pronto,
Un abrazo,
Gonzalo

Andreu Jerez dijo...

Hola Gonzalo!

Pues todo bien. Recién me volvieron a operar de la rodilla por un problemilla en el menisco, así que ahora de baja. Sigo con mis artículos y currando en la tele. Berlunes es una iniciativa agradable. Veremos cuánto durará. Sobre el post: Alemania es mucho más gris de lo que se vende de fronteras para fuera. Se emiten cosas como ésas y mucho peores. en fin, por lo menos hay trabajo, de momento.

Bajo el 17 de diciembre a Alicante, así que nos podemos ver si quieres...

un abrazo!

Andreu